Blog

Habitos para convertirnos en lideres extraordinarios

Los gerentes o responsables de una empresa debemos practicar los siguientes siete habitos a diario si queremos convertirnos en líderes extraordinarios:

1) Centrarnos con profundidad en un proyecto. Cuando nos concentramos en la solución de un problema complejo tendemos a involucrarnos más en él, iniciando un proceso mental que facilita el éxito.

2) Conectar con otras personas. Es fundamental relacionarnos con el resto de miembros de la compañía. Permanecer aislados socialmente puede resultar fatal para nuestro liderazgo, además de influir negativamente en nuestra salud, bienestar y rendimiento mental.

3) Disfrutar de periodos de tiempo de inactividad. Puede resultar contradictorio, pero lo cierto es que actividades triviales o cotidianas, que no tengan un objetivo hacia la empresa, como lavar el coche, leer un libro o simplemente descansar en el sofá, tienen un gran impacto en el desarrollo profesional, ya que permiten a nuestro cerebro recuperarse tras periodos de esfuerzo y posibilitan que las conexiones inconscientes afloren a la superficie.

4) Reflexionar. Ya sea en solitario o compartiendo sentimientos con otra persona, podemos conectar diferentes áreas de nuestra mente a través de la meditación y nuestros pensamientos y conductas.

5) Divertirnos. Pasar ratos agradables con nuestros amigos, asistir a un espectáculo o jugar con nuestros hijos va a contribuir a la mejora de nuestro estado de ánimo, situándonos en un punto de partida más propicio para afrontar nuevos desafíos en la oficina.

6) Hacer ejercicio físico. Todos somos conscientes de los beneficios que origina la práctica deportiva en nuestro estado físico y mental, puesto que al realizar ejercicio oxigenamos el cerebro y eliminamos toxinas, entre otros beneficios. De hecho, los trabajadores rinden un 23% más los días en los que han practicado algún deporte.

7) Dormir. Nuestro cerebro aprovecha las horas de sueño para reorganizarse, como si del reseteo de un ordenador se tratara, fortaleciendo y estructurando las conexiones originadas en las horas anteriores.